Información sobre la Histiocitosis de las Células de Langerhans

La Histiocitosis de las Células de Langerhans (LCH) es un tipo de cáncer muy poco frecuente que afecta mayoritariamente a niños, 1 de cada 200.000 niños son diagnosticados cada año con esta enfermedad, aunque también puede manifestarse en adultos. La Histiocitosis es un desorden celular congénito totalmente aleatorio, una activación anormal e intensa de un tipo de células llamadas Histios. Estas forman parte del sistema inmunitario y se encuentran repartidas por muchas partes del cuerpo, especialmente en médula ósea, sangre, piel, hígado, pulmones, glándulas linfáticas y bazo. Son los responsables de facilitar la destrucción de cuerpos extraños y combatir infecciones.
Existen diferentes tipos de histiocitos y la célula de Langerhans es uno de ellos. Cuando, por algún motivo desconocido hasta ahora, estas células migran a diferentes órganos y tejido, y se reproducen de manera anormal, dañan el tejido produciéndole lesiones y alteraciones funcionales que pueden llegar a ser graves.Los síntomas pueden manifestarse en cualquiera de los órganos afectos y la severidad de la enfermedad puede llegar a ser invalidante e incluso mortal. Es de difícil detección, ya que es una enfermedad rara y se requiere formación médica específica para la detección precoz; así como favorecer la investigación para buscar tratamientos efectivos que logren la curación y eviten secuelas permanentes.