CUIDAR NUESTRA RELACIÓN DE PAREJA

CÓMO CUIDAR NUESTRA RELACIÓN DE PAREJA DURANTE EL CONFINAMIENTO.

NADIE ESTÁ PREPARADO PARA PASAR 24 HORAS DEL DÍA CON LA MISMA PERSONA,  A PESAR DE QUE SEAN LAS PERSONAS QUE MÁS AMAMOS.

Beatriz Canales, psicóloga.

De repente, llega un virus que nos obliga a confinarnos en casa junto a nuestra pareja y/o familia por el bien de la salud de todos. Y así, de repente, se reduce nuestro espacio físico y personal. Todos nuestros quehaceres se alteran y nuestro día a día cambia completamente para estar todo el tiempo en casa junto a la misma persona.

Aquella persona, nuestra compañera/o, a quién teníamos ganas de ver al finalizar nuestra jornada laboral, con quién anhelábamos compartir conversación y confidencias o, simplemente, con quién queríamos disfrutar de un rato de compañía mutua; se ha convertido ahora en la única persona con quien podemos relacionarnos (aparte de nuestros hijos) en un espacio físico limitado.

¿cómo nos sentimos?

En esta nueva realidad, habrá momentos bonitos, pero también habrá momentos difíciles en los que desearías perder de vista a tu pareja. Habrá momentos en los que sobren los abrazos y los besos, porqué lo único que necesitas es espacio para ti. Habrá momentos en los que cualquier cosa que haga la otra persona te molestará e irritará, incluso aquello que antes te gustaba y apreciabas.

Si, a esta situación, le añadimos los niños, todas las sensaciones se multiplican, porque con niños la sensación de falta de espacio aumenta y es cuando pueden aparecer los momentos de agobio. En el mejor de los casos, funcionaréis como un equipo bien engranado, pero sin miraros realmente el uno al otro.  Os veis,  pero no os miráis. Es contradictorio, sí, porque a pesar de tener todo el tiempo del mundo para cuidar vuestra relación, atenderos, comunicaros y quereros, esta situación se convierte en un mal escenario para la relación de pareja.

Demasiado tiempo juntos, en casa, y sin grandes cosas qué hacer, puede abocarnos a un estado de monotonía y rutina tediosos. El exceso de monotonía y rutina, junto con la falta de alicientes, es un enemigo asegurado para la buena relación de pareja.

¿Qué podemos hacer para sobrevivir a la situación de confinamiento sin que la relación de pareja se deteriore?

  1. Organizar rutinas y actividades diarias conjuntamente.  Tened en cuenta el tiempo que dedicareis a diferentes actividades en familia, en pareja y el          tiempo que necesitaréis para vosotros mismos.
  2. Buscar espacios únicamente para uno mismo.
  3. Crear tareas conjuntas y tareas individuales.
  4. Buscar momentos de comunicación positiva y valorar al otro: decir a nuestros   compañero/a cosas del día que nos han gustado de él/ella, en qué nos ha     ayudado y qué ha hecho para hacerme sentir mejor.
  5. Permitir la emoción de tu compañero/a y la de uno mismo/a.
  6. Tolerar las diferencias y errores del otro/a. Centrarnos en aquello positivo que nos suma y aporta nuestro compañero/a.
  7. Mostrar gestos de apoyo: caricias, abrazos, enlazarnos las manos. Estoy aquí     para ti.
  8. Anticiparnos a una situación que nos agobie y compartirla con nuestra pareja. Así evitaremos que se desate el conflicto y permitiremos a nuestra pareja ayudarnos.
  9. Buscar momentos de complicidad y vínculos de unión. Como, por ejemplo, ver una serie que nos gusta juntos, compartir una hora escuchando nuestra música favorita o incluso bailar juntos en el salón.
  10. Encontrar momentos de distensión: romper rutinas, jugar, cocinar, canta, planear tareas divertidas. Reír, reír y compartir muchas sonrisas.

La relación de pareja es como un jardín. Si dejas de cuidar el jardín, las plantas, las flores y todo lo que hay en él, morirá.

Ahora, nuestro jardín está amenazado por una situación externa: razón de más para cuidarlo con más mimo.

Para finalizar, no nos olvidemos de que esta nueva situación de confinamiento puede transformarse en una buena oportunidad para tomar consciencia. Ser conscientes de en qué punto se encuentra nuestra relación y aprovechar el momento para conocernos mejor. Puede servirnos para aprender a darnos tiempo juntos, acompañarnos y sentirnos más cerca que nunca el uno del otro.

Cuando en pareja superamos un momento complicado, la relación de pareja sale reforzada.

Beatriz Canales
Psicóloga, Psicoterapeuta y Terapeuta de pareja.

OR Asociación

  • Creado el